Nuestra contribución para doblegar la curva ante esta pandemia

Desde el inicio de esta situación de emergencia provocada por la propagación del coronavirus COVID-19, y siendo conscientes de que toda aportación y ayuda desde cualquier ámbito podía ser sumamente importante, nos pusimos a trabajar en diversos frentes en los que creíamos que podíamos aportar nuestra pequeña contribución en la lucha por combatir esta pandemia global.

Lo primero, obviamente, fue garantizar la seguridad y la salud de todo nuestro equipo, implantando las medidas necesarias siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias (fomento del teletrabajo, dotación de equipos de protección individual, restricción de viajes y reuniones presenciales, etc.).

Por otra parte, tan pronto como el Ministerio de Sanidad solicitó la puesta a su disposición de diferentes tipos de material sanitario y de protección, informamos a través del canal oficial de los recursos que disponíamos válidos para uso sanitario, que entregamos a las autoridades para su distribución.

De una necesidad que se convertía en básica en estas condiciones, como es abrir puertas y pulsar botones evitando el contacto directo, surgió la idea de crear un útil que facilitase estas interacciones diarias con la mayor seguridad y ergonomía. Así, tras varios prototipos, nació LU_Touch, cuyo diseño publicamos bajo licencia Creative Commons para que cualquier usuario de una impresora 3D pudiese fabricarlo en cualquier parte del mundo.

En cuanto se empezaba a vislumbrar la escasez de material sanitario y equipos de protección individual (EPIs), empezamos a fabricar internamente y de forma intensiva diversos productos de este tipo, especialmente pantallas protectoras y abre-puertas LU_Touch, para su donación a diversas entidades y organizaciones de nuestro entorno. Tras varios días de desarrollo, y bajo la coordinación de ASIME y la Universidad de Vigo, así como otras empresas de nuestro entorno, pudimos fabricar y donar en tiempo récord 10.000 unidades de abre-puertas LU_Touch a centros hospitalarios y otras entidades sanitarias.

También hemos colaborado con profesionales e investigadores del ámbito sanitario para el desarrollo de un bifurcador que permitiese duplicar la capacidad de los respiradores disponibles ante el pico de la pandemia, que se entregaron a diversos centros sanitarios para su validación.

Diversos medios de comunicación se hicieron eco de estas donaciones, y numerosas empresas y particulares nos contactaban para informarse sobre cómo podían adquirir estos productos para uso particular o para garantizar la seguridad de sus trabajadores. Ante lo delicado de la situación, en su momento preferimos priorizar y centrar nuestra capacidad de fabricación en continuar dotando a los centros sanitarios de los equipos de protección que necesitaban, hasta que estos han conseguido finalmente garantizar un correcto aprovisionamiento.

Desde Lupeon hemos donado, en colaboración con diversas organizaciones, varias soluciones para frenar el avance de esta pandemia. Queremos agradecer a todos aquellos que nos habéis dado ánimos y ayudado en estos momentos tan críticos. ¡Ánimo a todos!

#EsteVirusLoParamosUnidos #HackThePandemic